Know how

Know How aplicado sin supervisión se convierte en “No saber qué hacer”

Know-how (se pronuncia como [nou'jau]) —del inglés «saber cómo»— o conocimiento fundamental, es un neologismo anglosajón que hace referencia a una forma de transferencia de tecnología. ... Un uso muy difundido del término suele utilizarse en la venta de franquicias, ya que lo que se vende es el «saber cómo» fuente: wikipedia

 

Es posible que en tu negocio o en la organización donde trabajas tengan procesos definidos para ejecutar ciertas actividades y  realizar una cantidad de tareas específicas.  Parece muy lógico, que crear procesos contribuya en el desempeño efectivo de todas las personas que integran un equipo, pero ¿Qué pasa cuando esos procesos se entregan y no se supervisan? Cuando sólo te dicen cómo hacerlo.

Para comprender mejor la importancia que tiene darle seguimiento a este conjunto de acciones que llamamos “Know How” vamos a revisar primero el postulado de Rafael Echeverría donde sostiene que: “cada planteamiento hecho por un observador nos habla del tipo de observador que ese observador considera que es”.  Quiere decir que cada ser humano es un observador distinto de la realidad. Lo que para unos puede ser evidente, para otros puede ser un misterio. 

Cuando se entrega el Know How (saber hacer) a un nuevo equipo de trabajo como parte de su entrenamiento inicial, sólo se están  mostrando procesos y formas para realizar cosas, cada integrante de ese grupo vivirá experiencias diferentes al recibir la información y ejecutar esas tareas, probablemente unos necesitarán más apoyo, otros tendrán dudas, quizás algunos sientan miedo, es posible que todos comprendan o que ninguno sepa que hacer.  Lo más importante, es acompañarlos en su proceso de adaptación, brindarles las orientaciones y aclarar todas las dudas  para disminuir la frustración, la deserción y alcanzar las metas planteadas.   

Este es un escenario muy familiar para los emprendedores y seguramente en sus negocios les ha ocurrido que las cosas no salen tan bien como quieren. Para cambiar el curso de la historia, puedes responder a estas interrogantes:   ¿Qué estas enseñando a tu equipo, qué están entendiendo ellos de lo que tú les enseñas y cuanto se está cumpliendo el Know How que deben aplicar?

 

4 líneas para dibujar el éxito

Escucha atentamente

Observa y supervisa todo el desarrollo del procedimiento

Entrega un feed back nutrido de tus propias experiencias

No abandones a tu equipo en el hacer ¡mejor acompáñalos!  

Si quieres ser un líder exitoso y alcanzar resultados extraordinarios en tu negocio, hay una palabra que no debes perder de vista: APRENDIZAJE.  Aprender a aprender, descomponer y volver a componer todo el proceso de aprendizaje, descubrir qué tipo de aprendiz eres, potenciar tus habilidades y competencias, y saber aplicar eficazmente el Know How mostrándole a tu equipo cómo se hace, es una estrategia fenomenal y que dará resultados en muy poco tiempo.   

 

¿Te gustaría lograrlo?  Apúntate para recibir más artículos, tips y entrevistas  sobre liderazgo y emprendimiento.  

¡No te pierdas nuestra próxima entrega!